DELHI - ONG STREETS OF INDIA

Delhi es la quinta ciudad más poblada del planeta. Con más de 25 millones de personas es una ciudad con un tráfico muy congestionado y las distancias no se miden en kilómetros, sino en tiempo. Si vas a desplazarte por la ciudad, mejor es utilizar el metro. Si vas a hacerlo en taxi o tuk-tuk, ármate de paciencia. La paciencia en India es una habilidad que aprendes a desarrollar rápidamente.  

Delhi me recibió con la típica bienvenida en el mes de julio. Es época de monzones y cuando no llueve torrencialmente, el calor y el bochorno no suele dar tregua. Escribo este post a 38 grados a la sombra y empapado. Así es India, extrema, exagerada pero única. 

El primer día por la mañana lo dediqué a descansar después de un vuelo nocturno y por la tarde me reuní con In2light, una empresa española ubicada en Delhi que me ha ayudado a gestionar todos los trenes y me ha proporcionado el contacto de 2 ong que participan en este proyecto. Después de recorrer dos días el centro de Delhi, tocaba conocer los proyectos de la ong Streets of India que desarrollan en Rohini, en el norte de Delhi. 

La ong Streets of India fue creada por Pablo Castells en el año 2004, tras haber colaborado activamente con la congregación de la Madre Teresa de Calcuta, en la ciudad de Calcuta (India). Para él supone una intensa experiencia personal que se traduce en querer divulgar su vivencia. El proyecto que he visitado está situado en el slum de la zona de Shahbad Dairy, en Rohini, donde Streets of India trabaja junto con el grupo local Cooperative Outreach of India. A la visita de este proyecto me ha acompañado Marga Puigarnau, la responsable de los proyectos que la ong tiene en India.  Alli me esperan Saraswati, Meera y Sangeeta, tres mujeres extraordinarias que cada día dan clases a los niños del slum. Además, Streets of India participa con el apadrinamiento de 10 niños en este proyecto y en breve comenzará a impartir clases de alfabetización con las mujeres del slum.

Un documental nada tiene que ver con la fotografía, donde para captar una imagen hay que controlar algunos aspectos técnicos. Pero grabar un documental totalmente por una persona y que hay que controlar audio, iluminación e imagen sumado a la temperatura y humedad alta, adaptándote al espacio y con personas que no están acostumbradas a ser grabadas puede parecer difícil, pero gracias a la colaboración de todos ha sido una experiencia inolvidable.

Han sido dos días intensos de grabación llenos de experiencias muy bonitas. El primer día lo dediqué casi ìntegramente a grabar dentro de la pequeña escuela donde estas mujeres imparten clases y el segundo a conocer el slum. Un slum que no se puede describir con palabras y en donde entiendes que si no fuera por la labor de estas 3 mujeres y del resto las personas que forman el grupo Cooperative Outreach of India conjuntamente con Streets of India, muchas personas permanecerían al margen de la sociedad.

SUSCRÍBETE AL PROYECTO

Si quieres, puedes suscribirte para estar informado de todas las noticias relacionadas con el proyecto.

  • Instagram
  • Facebook